A la conquista de Europa

Apodado el “chino” o el “mago”, denominado en Francia el Messi del handball, él es sinónimo de este deporte.  Jugador hábil, explosivo, capaz de resolver partidos en cualquier momento. Figura importante tanto en la selección argentina como en el equipo donde juega, Diego Simonet es el emblema del handball argentino, acá y en cualquier parte del mundo. Principal causante de los logros de la albiceleste alrededor del globo, con el en cancha la selección es otra. Tiene la calidad necesaria para sobresalir con sus movimientos y la magia en sus pases.

Ahora el central argentino del Montpellier y del seleccionado nacional, está viviendo uno de sus mejores momentos como deportista. Puntero en la LIDL Star Ligue gala con 37 unidades, superando por dos puntos al París Saint-Germain de Nikola Karabatic, Sander Sagosen, Mikkel Hansen y los petrodólares aportados por Nasser Al-Khelaifi, está a un partido del Final 4 de la Champions League.

De 9 metros. Diego Simonet a punto de lanzar ante la defensa del Flensburg.

Diego, por segunda vez consecutiva, logró clasificar con el equipo francés a los cuartos de final del mejor torneo de handball a nivel de clubes; la anterior fue en la temporada pasada, quedando eliminados ante el Veszprém húngaro. Pero, para llegar a la instancia definitoria a disputarse en la ciudad alemana de Colonia, tiene un duro escollo: el Flensburg Handewitt germano.

El partido de ida entregó un resultado alentador para el conjunto dirigido por Patrice Canayer: un empate en 28 goles que le permitió ser el tercer equipo que no es derrotado en el Flens Arena en esta temporada 2017/2018. Los anteriores: el Kiel alemán y el Veszprém. El encuentro, disputado el 18 de abril, pudo ser victoria francesa.

Lider. Diego marcando el movimiento ofensivo que realizará el Montpellier.

Montpellier estuvo ganando por tres goles (en dos ocasiones) y tuvo en manos del esloveno Vid Kavticnik, primero, y del francés Michael Guigou, en una segunda ocasión, dos contras claves para sentenciar el partido. Pero ambos lanzamientos fueron atajados por el sueco Mattias Andersson, arquero del conjunto alemán. En el cotejo de ida, Diego marcó tres goles.

La revancha se disputará el domingo 29 en el Palais des Sports René Bougnol, y Simonet está a un partido de volver a poner a un jugador argentino entre los cuatro mejores equipos de Europa. El anterior fue Eric Gull que, en la temporada 2006/2007, llegó a semifinales con el BM Valladolid. Luego, en la temporada 2009/2010, Gull se convirtió en el primer argentino en disputar el Final 4, con el BM Ciudad Real.

El chino Simonet, siendo el máximo exponente del handball argentino, está a punto de hacer historia. Pero la vuelta no será sencilla ni mucho menos: quién gane conseguirá el pasaje a Colonia; mientras que de haber empate, la clasificación al Final 4 será para el equipo que haya hecho más goles en condición de visitante. Montpellier ya marcó 28 en el Flens Arena, que tienen que pesar en casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s